Especialistas en Medicina Sexual y Reproductiva del Varón
Verrugas Genitales por HPV
¿Qué son las verrugas genitales?
Las  verrugas genitales o condilomas acuminados, son una enfermedad  causada por el virus del papiloma humano (HPV). Las lesiones genitales producidas por el papiloma virus son las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en el hombre.

Existen más de 30 tipos de HPV que pueden infectar la zona genital, provocando lesiones verrugosas a nivel del glande, prepucio (piel que recubre al glande), cuerpo del pene, uretra y región perianal.
¿Cómo se transmite la infección genital por HPV?
El riesgo de infección aumenta en los varones que han comenzado su vida sexual en forma temprana, y tienen  historia  de promiscuidad con constantes cambios de parejas. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto íntimo con una persona infectada o puede que no aparezcan.

La infección genital con HPV se produce por el contacto directo durante la penetración (relaciones sexuales vaginales y anales) y en menor medida con el simple contacto de la  piel.

Si bien no hay muchas evidencias que avalen el contagio por sexo oral, esto puede ser posible pero es mucho menos frecuente que en la relación sexual con penetración.

En ocasiones también puede haber contagio en ausencia de contacto íntimo, transmitido mediante el uso de objetos sexuales tales como vibradores, consoladores….
¿Cómo se presentan las lesiones por HPV?
La mayoría de los varones infectados por HPV son asintomáticos. La manifestación de la infección son los condilomas acuminados o verrugas genitales, que suelen localizarse a nivel del glande, prepucio, cuerpo del pene, región perianal y en menor medida a nivel del meato uretral.

Se presentan como lesiones planas o sobreelavadas, rosadas, húmedas y de forma irregular. Pueden ser únicas o múltiples y de diferentes tamaños.
¿Cómo se diagnostican las lesiones por HPV?
Las lesiones verrugosas sobre los genitales se reconocen fácilmente. Las lesiones aplanadas pueden ponerse de manifiesto a través de una penoscopía, estudio que utiliza  acido acético al 5%  y  una lupa o lentes de aumento para evidenciar todas aquellas formaciones que a simple vista son imperceptibles.

Ante una lesión sospechosa con diagnóstico dudoso, siempre es recomendable realizar una biopsia de la lesión.

Otra forma de diagnóstico, no utilizado de rutina, es a través de un estudio de laboratorio denominado hibridación molecular con sondas de ADN.
¿En qué consiste el tratamiento de las lesiones por HPV?
Algunos tipos de HPV que producen las verrugas  genitales están asociados con el cáncer de pene, de aquí la importancia de consultar al especialista ante la aparición de una lesión.

El objetivo del tratamiento es eliminar la verruga, y si bien no hay evidencias que el tratamiento del condiloma erradique la infección por HPV, sí se sabe que reduce la infectabilidad.

Existen tratamientos tópicos para eliminar la lesión. Se puede utilizar  ácido tricloroacético, podofilino, crema de imiquimod, el uso de  nitrógeno líquido, laser, etc. Es conveniente que estos tratamientos sean realizados por el médico para evitar las posibles complicaciones.

Un tratamiento más agresivo consiste en la extirpación quirúrgica de la lesión por electrocoagulación.

El tratamiento de las verrugas no erradica la infección. Después de la desaparición de la lesión es recomendable el seguimiento de control, durante un tiempo, para descartar recidivas.
¿Cuándo acudir al médico?
Si visualiza lesiones en sus genitales o a su pareja sexual le ha sido diagnosticado infección por HPV, no dude en consultar a Centro andrológico Recoleta.
Es aconsejable el tratamiento inmediato y el uso de preservativo para  reducir el riesgo de contagio.