Especialistas en Medicina Sexual y Reproductiva del Varón
Pene Corvo Congénito
¿Qué es el pene corvo congénito?
El pene corvo congénito es una alteración caracterizada por la desviación del pene, cuando se encuentra en situación erecta.

Es una enfermedad congénita (producida desde el nacimiento) detectada en pacientes jóvenes, mayoritariamente adolescentes, que consultan al médico en el inicio de sus vidas sexuales, motivados por la dificultad para penetrar, por vergüenza o por inhibiciones de índole estético.

La intensidad de la curvatura es muy variable, en algunos casos es tan leve que no produce ninguna molestia ni requiere tratamiento, pero en otros pacientes puede ser  tan acentuada que dificulta la penetración.

El examen físico de estos pacientes (con el pene en estado de flaccidez) es totalmente normal, no hay evidencia de alteraciones anatómicas genitales ni del aparato urinario.

No existe un criterio uniforme que interprete el origen de esta enfermedad anatómica, pero todos coinciden en señalar que su origen ocurre durante el desarrollo embrionario y los pacientes nacen con esta afección, que persiste después en la vida adulta.
¿Cómo se diagnostica el pene corvo congénito?
El interrogatorio es muy importante, ya que el paciente refiere que la curvatura del pene en erección, no es una alteración nueva; sino que estuvo desde siempre. No recuerda nunca ver su pene erecto y recto.

El examen físico acentúa nuestras sospechas diagnósticas de “pene corvo congénito”, ya que el pene no presenta ningún cambio anatómico. No hay durezas (como en la enfermedad de La Peyronie) y los tejidos tienen una elasticidad normal.

La auto-fotografía (realizada por el mismo paciente) tomada en distintas posiciones con el pene en erección, confirma el diagnóstico de esta patología.

No se requiere ningún otro tipo de estudio para realizar este diagnóstico.
¿El pene corvo congénito tiene algún tratamiento?
Para corregir la desviación del pene corvo, el único tratamiento es la cirugía. Debido a los distintos grados de curvatura del pene, está indicado el tratamiento quirúrgico en los casos con mayor deformidad o incurvación. En los pacientes con curvaturas menores, que no presentan dificultades importantes, no es necesario realizar tratamiento.
¿Cómo es la cirugía del pene corvo congénito y que resultados tiene?
La intervención quirúrgica se realiza con anestesia general, raquídea o sedación profunda más anestesia local (según las características del paciente y el criterio médico).

Reed Nesbit, fue el primer autor en describir esta enfermedad y su tratamiento quirúrgico.

La cirugía consiste en realizar la corrección de la curvatura mediante un procedimiento quirúrgico ambulatorio (el paciente se va a su casa en el mismo día de la intervención) o con una internación de 24 hs.

Dependiendo del grado de la curvatura, la corrección puede provocar un acortamiento peneano como consecuencia de la técnica quirúrgica.

Aunque el pene corvo congénito es una patología poco frecuente (se estima que hay un caso cada 2700 varones), en Centro andrológico Recoleta, tenemos una experiencia quirúrgica importante, acumulada durante muchos años de trabajo. Los resultados generalmente son muy buenos, se corrige la curvatura, mejora el aspecto estético y los pacientes quedan satisfechos con los resultados anatómicos y funcionales.